26
Thu, Apr

BCRD mantiene su Tasa de Política Monetaria en 5.25% anual

Bancarias
Typography

En su reunión de política monetaria de febrero de 2018, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) decidió mantener su tasa de interés de política monetaria en 5.25% anual.

La decisión de política monetaria estuvo sustentada en un análisis exhaustivo del balance de riesgos en torno a los pronósticos de inflación, la evolución de los principales indicadores macroeconómicos nacionales, el entorno internacional relevante, las expectativas del mercado y las proyecciones de mediano plazo. La inflación del mes de enero de 2018 fue de 0.29%, por lo que la inflación interanual se ubicó en 3.86%, ligeramente por debajo del valor central del rango meta de 4.0% ± 1.0% establecido en el Programa Monetario. Asimismo, la inflación subyacente, relacionada a las condiciones monetarias, ascendió a 2.43% interanual. Se prevé que la tasa interanual de inflación se mantendría dentro del rango meta en el horizonte de política monetaria de 24 meses.

En el ámbito internacional, las perspectivas de la economía mundial continúan mejorando, según las más recientes proyecciones de Consensus Forecast (CFC), al tiempo que la inflación se mantiene contenida y los mercados laborales se fortalecen. En ese sentido, CFC estima una tasa de expansión de 3.3% para la economía mundial en 2018, impulsada por crecimientos de 2.8% en Estados Unidos de América (EUA) y 2.3% en la Zona Euro (ZE). Para 2019, se espera que el dinamismo económico de las naciones industrializadas se modere ligeramente, alcanzando EUA un crecimiento de 2.4% y la ZE de 1.9%. Asimismo, en el mundo desarrollado las presiones inflacionarias se mantendrían moderadas, estimándose para EUA inflaciones de 2.3% en 2018 y 2.2% en 2019, y para la ZE un crecimiento de los precios de 1.5% en ambos años.

En el caso de América Latina (AL), el proceso de recuperación continuaría en toda la región con excepción de Venezuela, estimándose un crecimiento de 2.6% para 2018 y 2.9% para 2019. Las condiciones financieras internacionales se mantienen favorables para las economías emergentes en un entorno de abundante liquidez a nivel mundial. No obstante, en el mediano plazo, estas condiciones podrían cambiar en la medida que la reforma fiscal de EUA y la normalización monetaria de la Reserva Federal (FED) incentiven el retorno de capitales a Estados Unidos. Precisamente, en el comunicado de prensa publicado al término de su última visita al país, el FMI identificó como un factor de riesgo para la economía dominicana la posibilidad de enfrentar condiciones financieras internacionales más restrictivas de lo previsto. Adicionalmente, señaló como otros factores de riesgo de importancia, el incremento en los precios internacionales del petróleo y una demanda externa más débil de lo esperado.   En el contexto doméstico, la economía continúa reaccionando favorablemente a las medidas de flexibilización monetaria implementadas en los últimos dos trimestres del año pasado. En ese sentido, informaciones preliminares del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) arrojan un crecimiento interanual de 7.0% en el mes de enero. Asimismo, el crédito al sector privado en moneda nacional crece en torno a 12.0% interanual, a la vez que mejoran las perspectivas de los inversionistas privados, tal y como se percibe en la evolución de los indicadores de confianza industrial y de clima empresarial, correspondientes a la Encuesta de Opinión Empresarial que implementa el BCRD. Los modelos de proyección indican que en el presente año, el crecimiento económico podría situarse entre 5.5% y 6.0%.

Por el lado de la política fiscal, el gasto de capital experimentó una notable recuperación en el segundo semestre de 2017, lo que contribuyó a la recuperación de la actividad económica. En el sector externo, la cuenta corriente cerró el pasado año con un déficit de -0.2% del PIB, lo que permitió que se acumularan reservas internacionales históricas, lográndose una cobertura de 4.4 meses de importaciones. En lo que va de año, las reservas internacionales han continuado aumentando, superando la cifra record de US$8,000 millones. La evolución favorable del entorno internacional induciría más dinamismo en las actividades generadoras de divisas, lo que continuaría facilitando la estabilidad relativa del mercado de cambio.

El Banco Central de la República Dominicana reafirma su compromiso de conducir la política monetaria orientada al logro de la meta de inflación y el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica. En ese sentido, seguirá monitoreando la evolución de la economía mundial y nacional, a fin de adoptar las medidas necesarias ante posibles riesgos sobre la estabilidad de precios y el buen funcionamiento de los sistemas financiero y de pagos.